50 años de historia en una cata irrepetible de Bodegas Beronia

Madrid Fusión The Wine Edition 2024 acogió una de las catas más especiales del año. Bodegas Beronia celebraba sus 50 años de historia con una cata que mostraba 50 años de enología y prestigio de un proyecto que nació como un Txoko y que se ha convertido en una de las bodegas más importantes de la D.O.Ca. Rioja.

Los enólogos Matías Calleja, toda una institución en La Rioja y Alejandro López, nuevo director técnico de Beronia, guiaron a los privilegiados participantes a través de vinos que reflejan medio siglo de historia en la Rioja Alta.

El tiempo en este tipo de catas es limitado, ves, hueles, saboreas, piensas y escribes, pero entre medias, es inevitable que tu cerebro te lleve a esos años, normalmente, a todo lo bueno que te aconteció aquel año.

 

LOS VINOS, AUTÉNTICOS PROTAGONISTAS

Beronia Gran Reserva 1973. (cosecha fundacional). Un vino que en nariz muestra una evolución natural con reflejos rubí. En nariz, aromas de tabaco, especias y un sutil toque licoroso para en boca, mostrarse sedoso, con buena acidez y un retrogusto que evoca a los históricos de Rioja. Esa mezcla de cuero, tabaco y especias. Este vino, estará igual dentro de 10, de 20 y 30 años. Ya ha hecho su evolución y si las condiciones de guarda son las óptimas, nos encontramos ante un vino eterno.

1973 es el año en que nací, en una visita en 2015 tuve la suerte de recibir de manos de Matías Calleja una botella de la añada fundacional, un vino de mi quinta.

Beronia Gran Reserva 1982. En fase visual, similar al 73, es decir, con una evolución natural, sin embargo, en nariz aparecen más recuerdos ahumados, fruta escarchada y sutil cedro. En boca muestra un tanino más marcado. Carnoso, fresco (con buena acidez) aunque comparando con el 1973, tiene un punto más de evolución.

Con esta añada afloran los recuerdos de mi primera comunión y el mundial de fútbol con la mejor mascota de la historia: naranjito.

Beronia Gran Reserva 1994. Seguimos hablando de vinos históricos, con la 94 hablamos de casi 30 años de su vendimia. En vista se encuentra a camino entre los granates y rubí. En nariz hay más presencia de la madera, aquí cuenta Matías que comenzaron a trabajar con roble francés madera nueva, algo que se percibe en nariz y en boca, donde muestra una acidez exuberante (propio de la añada), torrefactos y fruta escarchada. Si recuerdo algo del 94, es que fue uno de mis mejores veranos.

Beronia Gran Reserva 2001. Encontramos un vino totalmente vivo, en nariz continúa el color granate con reflejos rubí. En nariz, tabaco, ahumados y especias dulces, también cacao y balsámicos. En boca, sabroso, con tanino noble que aporta estructura, sedoso. Persistente, devolviendo los aromas de la fase olfativa.

Beronia Gran Reserva 2010. Un vino vivo, con mucho recorrido. Trece años no es nada para este tipo de elaboraciones. En nariz cacao, con toques terrosos, algo de trufa que aporta complejidad y marcados balsámicos. En boca es estructurado, tanino que aporta carnosidad, envolvente y muy largo en retrogusto.

Beronia 2020 Edición 50 Aniversario Un vino elaborado para celebrar los 50 años de la bodega, comercializado en 2023 y que muestra una clara vocación de guarda. En nariz destacan recuerdos de fruta de hueso, fresa madura y especias (pimienta y dulces como la vainilla), También es balsámico con un toque de trufa muy elegante. En boca, con tanino potente, noble y carnoso. En retrogusto devuelve recuerdos balsámicos, fruta de hueso madura y especias.

Tras 50 minutos de cata, recupero y vuelvo a catar los vinos más viejos que se muestran vivos y expresivos.

 

Protagonistas en la Rioja Alta

Beronia es una de las grandes bodegas de Rioja. Bajo las directrices de González Byass han alcanzado metas que jamás pensaron los fundadores de la bodega, cuya intención fue tener un lugar de reunión y disfrute entorno al vino.

La experiencia de catar vinos históricos va más allá de los sentidos, entra la memoria y como digo anteriormente, es inevitable pensar y recordar donde y como estabas en aquella época. Ni que decir, qué música escuchabas, esa es la cuadratura del círculo.

Gracias al equipo de González Byass por organizar esta cata que me ha obligado a recorrer más de 400 km. Para participar y disfrutar de una historia que, en cierto modo por edad, es la mía.

Matías Calleja (Izda) y Alejandro López (Drcha) Enólogos de Beronia

___

Joaquín Parra, Wine Up! ©2024

Prohibida la reproducción total o parcial de este texto sin autorización previa por parte del autor.

LinkedIn: @wineup

Tw: @wineup_es

In: @wineup.es

Fb: /guiadevino

Este artículo no responde a intereses comerciales. No se ha cobrado por ningún concepto a la bodega del artículo.

 

 

II SALÓN BODEGAS SINGULARES & VINOS DE AUTOR

PRE-REGISTRO EN TASTING ROOM

(PÚBLICO EN GENERAL)

PRE-REGISTRO EN SALÓN DE VINOS

(PROFESIONALES)

IR AL FORMULARIO

IR AL FORMULARIO