BODEGAS SINGULARES®: PALACIO DE CANEDO, CAPITAL DEL ENOTURISMO BERCIANO.

El Bierzo, comarca occidental de la provincia de León, es una de las tierras con más historia del norte de España. Zona de paso entre Galicia y la meseta norte, tiene como capital administrativa la ciudad de Ponferrada en la que se erige un imponente castillo templario que habla de la importancia histórica de la ciudad y la comarca.

Geográficamente, el río Sil estructura la comarca, configurando distintos valles que justifican los últimos cambios realizados en la D.O. Bierzo, reconociendo y diferenciando los municipios (villas), parajes y parcelas.

Como digo, comarca de paso con encantos para quedarse. Esta mi tercera “parada” después de haber pasado muchas veces. La suerte y circunstancias me han permitido hacer parada y fonda, lo que me ha permitido conocer dos proyectos en profundidad. Uno, del que ya he hablado, Encima Wines, y éste.

 

BODEGA CON HISTORIA Y MUCHO FUTURO

La bodega Palacio de Canedo, conocida por la icónica marca “Prada a Tope”, tiene su origen en el siglo XVIII donde residían los “señores de Canedo”. Adquirido por el empresario José Luis Prada, totalmente reformado, ha tenido una segunda y puede que más exitosa vida gracias al vino y el enoturismo.

Bodega Imponente con una construcción que marca la identidad de la comarca donde se asienta.

Visitar la bodega de la mano del enólogo es siempre la mejor experiencia, sobre todo si es alguien que lleva 20 años en la casa y que es del lugar. José Manuel Ferreira aterrizó como becario en 2003, sus prácticas no para elaborar vinos, si no como químico, para desarrollar una línea cosmética.

En 2005, tras la marcha del anterior enólogo, asume (no le queda otra) las riendas de la elaboración, sin conocimientos para ello, pero con valentía y asesoramiento técnico externo, cierra su primera vendimia. Posteriormente, compaginaría los estudios de enología con la dirección técnica.

Agradezco enormemente cuando entienden que, bodegas he visto muchas y lo que más interesa es el viñedo. El Bierzo es un crisol de paisajes, rodeado de montañas, lleno de valles salpicados por diferentes cultivos entre los que siempre, me atrae el viñedo.

Precisamente, esa orografía caprichosa, hace que haya zonas en las que la vid no tiene el mejor desarrollo y otras en las que la insolación es la perfecta. Esas condiciones son las que determinan la calidad de los vinos y, hablando de El Bierzo y sus variedades, el protagonismo está en la Mencía y Godello que son las que mejor plasman el terroir, el origen.

El palacio está rodeado por 30 hectáreas de viñedo en el que predomina las autóctonas bercianas, pero también la chardonnay con la que elaboran su blanc de blancs “Xamprada”.

He de decir que, para un manchego como yo, acostumbrado a la llanura más extensa, estos paisajes montañosos, de valles y laderas, son auténtica magia y me hace gatillo fácil con el disparador de la cámara fotográfica.

Tras el viñedo, una breve parada en la zona de elaboración de vinagre y de ahí, a bodega donde, además de visitar, catamos varios vinos blancos y tintos en barrica, con alguna novedad que no voy a desvelar pero que promete grandes satisfacciones al consumidor.

La experiencia de catar el mismo vino en distinta barrica, te hace ver la importancia de la barrica, su origen, tostado, tonelería… es todo un mundo, lleno de sutilezas que, en comparación directa, muestra la auténtica riqueza del vino.

Sin duda, un viaje que merece la pena. Lo recomiendo por sus paisajes, gastronomía y, sobre todo, sus vinos.

 

4 VINOS Y UN VERMUT RECOMENDADOS DE PRADA A TOPE:

PRADA MACERACIÓN 2021 – 91,85 Puntos

Color violáceo con vivo ribete púrpura. En nariz te llena con sus intensos y nítidos recuerdos de frutos del bosque y violetas. En boca con buena acidez y tanino que aporta carnosidad, es fácil de beber, con la fruta negra acompañando en retrogusto.

 

PRADA GODELLO 2021 – 90,62 Puntos

Amarillo oro, denso. En nariz recuerdos cítricos (pomelo), fruta de hueso madura (ciruela) y flores secas con buena intensidad. En boca es untuoso, con buen paso y largo en postgusto con los recuerdos de la fruta madura y pomelo.

 

PRADA SAN MARTÍN 2018 – 92,54 Puntos

Amarillo limón con reflejos oro, denso. En nariz hay recuerdos nítidos de ralladura de limón que se acompaña de toques balsámicos y hierbas aromáticas (sutil albahaca) y algo meloso. En boca tiene volumen, es carnoso gracias al sutil tanino que acompaña. Acidez media que aguanta en retrogusto para que siga apareciendo el recuerdo cítrico, ahora de limón maduro o caramelo de miel-limón

 

PRADA SELECCIÓN 2017 – 92,69 Puntos

Rojo cereza con ribete picota y reflejos rubí, capa media baja. En nariz es intenso, acompaña recuerdos florales, balsámicos y de fruta roja con un toque licoroso. En boca es carnoso, tanino que aporta estructura. Fresco de camino en retrogusto potenciando el recuerdo de la fresa y la cereza acompañados del cacao y la vainilla que aportan la madera.

 

 

BIERMÚ ROJO – 91,92 Puntos

Caoba con tonos rojizos. En nariz buena intensidad, toques de piel de naranja confitada, canela, caramelo. En boca es goloso, sale el dulzor que equilibra y suaviza el amargor.

 

Joaquín Parra, Wine Up! ©2023

Artículo publicado originalmente en la edición 2023 de la guía de vinos Wine Up!.

Prohibida la reproducción total o parcial de este texto sin autorización previa por parte del autor.

LinkedIn: @wineup

Tw: @wineup_es

In: @wineup.es

Fb: /guiadevino

DESCARGA GRATIS LA GUÍA WINE UP! DE VINOS, DESTILADOS Y VERMUT:

https://www.wineup.es/2023/05/descargue-la-guia-wine-up-2023-ed-anual-edicion-en-espanol/

 

 

 

II SALÓN BODEGAS SINGULARES & VINOS DE AUTOR

PRE-REGISTRO EN TASTING ROOM

(PÚBLICO EN GENERAL)

PRE-REGISTRO EN SALÓN DE VINOS

(PROFESIONALES)

IR AL FORMULARIO

IR AL FORMULARIO