Campo de Criptana es una de las ciudades más visitadas de Castilla-La Mancha. Hay que agradecer al genial Miguel de Cervantes que mencionara sus molinos de viento en el Capítulo VIII de la primera parte en el que Don Quijote confunde con gigantes sus molinos.

No me extraña que Cervantes se quedara prendado de su sierra de los molinos y que la quisiera inmortalizar en su obra universal, hoy siguen siendo tan espectaculares y su sierra, una atalaya con vistas a la basta extensión de la comarca natural de La Mancha.

El pasado octubre de 2017 tenía el honor de hacer la cata inaugural de la Escuela de Catadores “Tierra de Gigantes”, centro educativo promovido por el Excmo. Ayuntamiento de Campo de Criptana.

Decir que la escuela de catadores no es exclusivamente de vino. Por parte de Wine UP! he programado distintas catas de vino dirigidas a adultos pero también dos actividades para niños en las que ayudarles a descubrir los sentidos.

Ya en 2018 y dentro de las actividades previstas para este mes de Diciembre, había una especial relativa a los vinos de Campo de Criptana ya que es necesario “crear patria” y que se conozca la gran variedad y calidad que atesoran los vinos elaborados por bodegas criptanenses.

Como en otras localidades de la comarca natural de La Mancha, el cultivo hasta final del siglo XIX era variado entre cereal y viñedo principalmente con algo de olivar, muestra de ello es la cantidad de molinos que había en la comarca.

Ya en el siglo XX comenzó la proliferación de bodegas que a mediados de los años 50 fueron cerrando para concentrar la producción en dos cooperativas: Vinícola del Carmen que es la más antigua de Castilla-La Mancha y Bodegas Símbolo. También se encuentra una importante destilería de vino y por supuesto otras bodegas privadas que conforman la oferta vinícola y enoturística.

Campo de Criptana es también conocida por otros nombres ilustres como los de Sara Montiel, el director de orquesta Luis Cobos o el productor y director teatral Manuel Manzaneque.

A nivel hostelería, hay una variada oferta, pero imprescindible ir a la sierra de los molinos donde encontramos La Cueva de la Martina y Las Musas con cocina elaborada y un entorno único en el mundo.

Con respecto a las bodegas y vinos locales, hice una selección para la cata en la que incluí un Vermut, ya que esta bebida a base de vino también es típica de nuestra comarca.

BODEGAS DEL SAZ

Vidal del Saz selección white Macabeo – Chardonnay

BODEGAS CASTIBLANQUE, S.L.:

Illex Grand Coupage

MOVIALSA – FINCA LA BLANCA:

Monte Don Lucio Sauvignon Blanc

COOPERATIVA VINICOLA DEL CARMEN:

Carmen, vino blanco de aguja gasificado

SIMBOLO SOC.COOP.NTRA.SRA.CRIPTANA:

Vermut El Burlador

Símbolo Airén 2018

 

Tw: @ecatas

Instagram: @joaquinwineup

LinkedIn: @wineup

 

 

Una Respuesta

Deja un comentario