Las cosechas 2008 y 2009 obtienen dos de las cinco máximas distinciones concedidas en una cata de 91 vinos de la D.O. Rías Baixas anteriores a 2011

El extraordinario resultado obtenido en la recientemente celebrada IV Edición de la Cata de las Añadas de Rías Baixas por Lagar de Cervera 2008 y 2009 -dos ‘colleitas de oro’ de las cinco concedidas y un bronce a la cosecha 2007- confirma, sin duda, la gran capacidad de envejecimiento que disfruta nuestro albariño de O Rosal (Pontevedra).

Esta Cata de las Añadas de Rías Baixas es una iniciativa bianual encaminada a demostrar las posibilidades de guarda de los vinos elaborados en la D.O Rías Baixas. Una cita en la que han participado un total de 91 vinos blancos de añadas anteriores a 2011, que han sido testados por 18 catadores, nueve miembros del panel del Consejo Regulador y otros nueve reputados periodistas especializados como Andrés Proensa, Fernando Gurucharri, Cristina Alcalá o Cristino Álvarez.

Ante la idea generalizada de que el albariño es un vino joven que debe consumirse de un año para otro, el jurado destacó “el gran recorrido que tiene esta variedad, con vinos de una gran calidad” ya que “un gran vino no puede ser efímero”. Incluso se abogó por que “las bodegas hicieran el esfuerzo para que coexistan varias añadas en el mercado para que todos puedan apreciar el potencial de los vinos de Rías Baixas con el paso del tiempo”.

Deja un comentario