VETAS PETIT VERDOT 2005. UN VINO PARA LOS 5 SENTIDOS



Rojo picota con ribete morado. Intenso y cubierto, denso, que mancha la copa. En nariz destaca sobre todo frutos rojos, trufa, sotobosque, hoja otoñal y cuero. En boca es muy agradable, aterciopelado y con cuerpo, dulzón con cierta acidez. Fondo largo que refuerza los aromas de nariz. Sensación balsámico y fresco.

 

¡SUSCRÍBASE AL BOLETÍN!

A %d blogueros les gusta esto: