• Fruto de una añada meteorológica complicada con lluvias en la primavera y principios de vendimia, sale a la luz un nuevo CORIMBO I.
  • En años complicados es donde se diferencian las grandes bodegas.

 

La Horra (Burgos), noviembre de 2018.- Bodegas LA HORRA presenta CORIMBO I 2013, una nueva añada del vino más icónico de la bodega de Ribera del Duero. El año 2013 se caracterizó por un invierno bastante suave, sin heladas que afectaran al viñedo. Llegó la primavera y fue más fría de lo habitual, especialmente en el mes de mayo donde hubo dos heladas considerables que afectaron a algunos viñedos, sin ser demasiado trascendente en la explotación. El ciclo de la viña se retrasó diez días por el frío de mayo y junio. El envero llegó con once días de retraso. A finales de septiembre e inicios de octubre, llegaron las lluvias con temperaturas suaves. En cuanto a su cata, se perciben aromas hondos a fruta negra con algunos destellos rojos. Las hierbas aromáticas se sienten como la sombra del pinar en un día fresco. Agradable y armónico. La frescura de la añada queda patente en el paso de la nariz. La madera desaparece entre las sensaciones protagonistas dando lugar a un gran vino. En boca, CORIMBO I 2013 tiene buen volumen, aunque es algo más ligero debido a la añada. El tanino es muy bueno y la sensación es larga y fresca. En el posgusto quedan recuerdos frutales muy frescos y agradables. Denota un perfil más fresco y largo respecto a sus antecesores, debido a la influencia de una añada fría y lluviosa.

 

PVP CORIMBO I 2013: 45€

Variedades: 100% Tinta del País (Tempranillo)

Viñedo: Pequeñas parcelas en La Horra, Roa y pueblos colindantes (Burgos). Cepas en vaso con una edad media por encima de los 50 años.

Elaboración: Fermentación alcohólica espontánea en tinas de roble francés (18 días antes del descubado), seguida por fermentación maloláctica en barrica.

Crianza: 16 meses en barrica, 80% francesa y 20% americana.

Estabilización: Métodos naturales.

Clarificación: Clara de huevo liofilizada

Alcohol: 14%

 

Diez años de un proyecto apasionante en la Ribera del Duero

Elaborados para disfrutar, los vinos de Bodegas LA HORRA se rigen por tres conceptos básicos: evitar al exceso de madera, evitar la sobremaduración –manteniendo la frescura- y realizar una extracción muy cuidada para favorecer la finura del tanino. Con estos objetivos y un raudo empeño por mantener la autenticidad de la variedad insignia de la zona, uno de los mayores logros de Bodegas LA HORRA en estos primeros 10 años de vida es la puesta en marcha de su proyecto más puntero: BIOGERM. Iniciado en 2013, está focalizado en recoger la máxima diversidad genética de la variedad Tinta del País en los municipios del entorno de La Horra. Uno de los objetivos es la selección de un grupo de plantas de la variedad Tinta del País que sea capaz de afrontar con éxito los rigores del cambio climático para que las futuras generaciones puedan seguir disfrutando de los antiguos tipos de esta reconocida variedad.

 

Bodegas LA HORRA

En abril de 2009 nace Bodegas LA HORRA de la mano de Bodegas RODA y los hermanos Pedro y Pablo Balbás. Situada en el término municipal de La Horra (Burgos), en una finca de 20 hectáreas ubicada entre dos pinares al sur del Monte de Villalobón, a dos kilómetros al oeste del casco urbano. Elabora dos vinos con la variedad tinta del país: CORIMBO, con viñedos de 25 años de media, y CORIMBO I, con viñedos de más de 50. Las 50 hectáreas de viñedo se cultivan con el máximo respeto al medio ambiente, siguiendo las líneas de la viticultura ecológica. El objetivo es elaborar vinos que sean un fiel reflejo del paisaje de la Ribera del Duero burgalesa, aportando elegancia y frescura a la fuerza característica de la tinta del país de la región. Además, la I+D+i es una de las principales líneas de trabajo de la bodega. www.bodegaslahorra.es

Deja un comentario