Cada año, dependiendo de la climatología, la vid tiene su ciclo y con él se marca el momento de la vendimia.

La primera vendimia del año tiene lugar en el hemisferio sur, dependiendo de la latitud nos vamos de final de febrero a primeros de abril. En el hemisferio norte, progresa de sur a norte, comenzando por Jerez.

Lo que no cambia independientemente del día de vendimia es la forma de obtener la uva de la vid y esto es con la corta manual como ha sido desde el principio de los tiempos o con vendimia mecanizada, mucho más reciente.

Hemos de tener claro es que tal cual sea la uva, será el vino teniendo en cuenta que el vino es 100% uva y que de 1 kg. de uva, se obtiene casi una botella de vino de 0.75 cl. Hablando de un vino tranquilo, luego hay excepciones y bodegas que van a rendimientos más bajos por lo que necesitan más uva para conseguir una botella de vino.

Viñedo en La Mancha

Históricamente la viña se plantaba y se iba formando con la poda, de ahí que haya diferencias de la viña que vemos en Jerez, Ciudad Real, Valencia, Cuenca, Valladolid, La Rioja, Galicia, Burdeos… cada zona y cada viticultor adaptaba la conducción de la viña según sus condiciones particulares de manera que en nada se parece una cepa de Toledo a una de Cambados.

Esto, como digo, históricamente porque de unas décadas (no más de 3) a esta parte, el viñedo que se planta es en mayoría en espaldera, es decir, el viñedo va “conducido” con unos palos laterales y tensores con alambres sobre los que se va desarrollando el sarmiento. Esto facilita la vendimia mecanizada, algo que es imposible en otros sistemas de plantación (a día de hoy)

Por lo tanto, la cepa en vaso sólo se puede vendimiar de forma manual. Aquí hemos de valorar si la uva se recoge en cajas o va a remolques de gran capacidad. En cajas de 15 kgs la uva no se aplasta, llega entera a bodega y permite entre otras cosas la selección a mano de los racimos o incluso granos de uva. Si la uva va a remolques, el peso la aplasta por lo que comienza a salir el mosto con grave riesgo de que se inicie la fermentación y quede fuera del control del enólogo.

vendimia manual

La viña en espaldera se planta pensando en la vendimia mecanizada, aunque aquí también hay bodegas que hacen la vendimia manual con el mismo objetivo que el de la cepa en vaso, conseguir la mejor uva y en las mejores condiciones para llevarla a bodega.

La máquina de vendimiar arranca el grano de uva del raspón por lo que sólo los granos de uva llegan a bodega, aquí se evita un paso necesario que es el despalillado (sobre todo en la uva tinta).

La vendimia mecanizada también puede ser buena cuando la uva pasa muy poco tiempo entre su recogida y proceso en bodega, para esto, es imprescindible trabajar con pequeños remolques en los que el peso no aplaste los granos.

máquína de vendimiar

¿Y la vendimia nocturna?

La vendimia nocturna es tan reciente como la mecanización del viñedo, es decir, la vendimia nocturna es sinónimo de vendimia con máquina ya que esta funciona 24 horas y no necesita de un ojo que busque el racimo para cortarlo. Es buena porque la uva llega con menos temperatura y facilita al enólogo el trabajo evitando entre otras cosas oxidaciones en el mosto.

He de decir que salvo para la foto, no he visto nunca una vendimia manual nocturna y si la hay (que no lo pongo en duda) es una parcela pequeña.

 

¿Qué cuesta más, una vendimia manual o mecanizada?

El año pasado publicaba un artículo en el que mencionaba que es necesario 32 horas de trabajo con los mejores vendimiadores para recolectar la misma cantidad de uva que una máquina de vendimiar en una hora.

Dicho de otro modo, un vendimiador/a experimentado/a y rápido puede cortar hasta 3000 kg/día. Una máquina de vendimiar recolecta entre 9000-12000 kg/hora, dependiendo de la producción y condiciones del viñedo. No hay que saber muchas matemáticas para entender que para coger la misma uva que una máquina en 8 horas, necesitaremos 32 personas vendimiando a destajo.

 

¿Cuál es la vendimia perfecta?

De lo que se conoce actualmente, la vendimia perfecta es la que se realiza de forma manual, en cajas de 15 kg. que no pasen más de 2 horas desde que se ha cortado hasta que llegue a la bodega donde habrá un buen grupo de operarios haciendo selección de racimos y granos de uva. Sólo así conseguiremos que los mejores granos lleguen a convertirse en vino. Obviamente, esto supone un coste elevado en mano de obra que luego necesariamente se verá reflejado en el precio

Si nos ponemos a soñar, lo hago con un robot que sea capaz de vendimiar la cepa en vaso, que tenga la capacidad de analizar racimo a racimo datos como grado alcohólico, acidez, pH… solo coja aquellos que correspondan con las directrices marcadas por el enólogo y guarde el registro para volver a recogerlos cuando, dependiendo de las condiciones climáticas entienda que ya ha madurado correctamente. Aquí soñamos con inteligencia artificial y robótica. ¿Lo llegaremos a ver? ¿Cómo serían esos vino?

 

 

 

Sobre El Autor

Joaquín Parra López es técnico especialista en Gestión y Administración de empresas y Técnico superior en comercio y marketing. Master en comercio internacional por la EOI y Formador Ocupacional especializado en el área administrativo, comercial y marketing. Ha trabajado desde 1998 como responsable de administración, director comercial y Gerente en distintas bodegas hasta el año 2006 cuando inicia su actividad profesional independiente como “WINE UP CONSULTING”, convirtiéndose en una de las pocas empresas de España y la primera de Castilla La Mancha dedicada al asesoramiento comercial y marketing vinícola. Autor del Manual de Cata ¿Es bueno este vino? Editado y distribuido por Mundi-Prensa con prólogo del maestro Sommelier Charlie Arturaola, viajero del vino y uno de los educadores de vino mas valorados en USA. Autor de la Guía de vinos digital Wine Up. Creador y administrador del primer panel de cata de vinos online: www.ecatas.com, y administrador de otros portales dedicados al vino como: www.wineup.es, www.vinoticias.es y www.bodegassingulares.com. Educador de vinos y promotor de la cultura del vino a través del Wine Up Tour con Bodegas Singulares & Vinos de Autor viajando por España promocionando las bodegas en lo que se ha denominado: Enoturismo Inverso.

Deja un comentario