Esto del Maridaje o Armonía, como lo queramos llamar, tiene sus riesgos y también sus recompensas. Reconozco que no soy habitual de la cocina peruana, pero cuando me propusieron hacer una etapa del Wine Up Tour en el restaurante LIMA LIMÓN de Murcia ni me lo pensé.

Llamadas telefónicas con Carlos Lozano (colombiano) jefe de cocina y Renán Moscoso (peruano) chef de partidas frías) hicieron que pusiéramos un orden lógico al servicio y las propuestas de platos que mejor pudieran ir a los vinos. Cuando no se hace en la mesa con plato-vino juntos, es más arriesgado, pero el conocimiento y la experiencia es un grado y todo salió perfecto.

El restaurante Lima Limón es espacioso y con mucha luz, buena decoración y a destacar también el servicio.

Antes de comenzar, Pablo, jefe de sala, me preparó un Pisco Sour, buen aperitivo y perfecta ejecución. Puedo decir que es de los mejores que he probado.

Comenzamos con la armonía de dos vinos blancos para una causa limeña clásica de Atún aderezada con aji panca, lima-limón y aguacate.

Los vinos propuestos eran Conde Valdemar Blanco 2017 de Bodegas Valdemar (D.O. Ca. Rioja) y Solmayor Chardonnay 2017 de Bodega Soledad (D.O. Uclés).  El primero más floral con recuerdo de fruta tropical, acidez más intensa y fresco. El segundo fruta blanca y sutil toque lácteo en nariz y en boca un vino con volumen, untuoso y buena persistencia. Ambos con buena intensidad para acompañar esta propuesta. Mención especial el picante, que no consiguen borrar, pero que te invita a tomar otra copa.

Gyozas al vapor con pak choi y vinagre de Módena era la segunda propuesta de Beronia Rueda Verdejo 2017 de Bodegas Beronia (D.O. Rueda). Entre los comensales hay quien pidió una cata de gyozas por su excelente ejecución. Realmente buenas y con Beronia Rueda Verdejo la verdad que sabía a poco, tanto por el plato como por el vino.

Son muchos los ceviches que he tomado, pero como dije en la cata, este Ceviche de corvina con jalea de calamar es probablemente el mejor que he probado nunca. De su excelencia también hablaron los comensales que disfrutamos además de la armonía perfecta que nos ofreció Martín Códax Albariño 2017 de Bodegas Martín Códax (D.O. Rías Baixas). La acidez del vino y voluptuosidad acompaña te tú a tú a los cítricos del ceviche. Sin duda el mejor maridaje de la noche.

Dos tintos muy diferentes, es lo bueno del vino, que los gustos son personales, pero si hay algo indiscutible es la calidad de Secastilla 2013 una garnacha de época elaborada por Secastilla – Viñas del Vero (D.O. Somontano) y Verum 2012 un coupage de Merlot, Tempranillo y Cabernet Sauvignon de Bodegas y Viñedos Verum (Vino de la Tierra de Castilla). Secastilla destaca por sus recuerdos a fruta negra, aceituna negra, toques terrosos y sotobosque. En boca muestra volumen, intensidad y frescura. Verum por su parte destaca por sutil recuerdo a fruta roja en licor, sutil tabaco, cacao y mineral. En boca destacaría la finura, la elegancia y expresividad.

Ambos vinos acompañaron a la perfección al Secreto ibérico en 16 aromas con maceración de 48 horas en licores y especias.  La carne tenía la textura de la mantequilla, pero por su intensidad por esa maceración exige vinos contundentes, por suerte, tanto Secastilla como Verum lo son.

Con el postre siempre me gusta romper con los tópicos y cuando tengo un vino con la calidad de Valdemar Reserva 2011 de Bodegas Valdemar (D.O.Ca. Rioja) siempre pido que se acompañe de un postre con base de cacao. Carlos lo bordó con el postre: Brownie de chocolate con espuma de queso. Con esto demuestro que la sobremesa, con vino es mejor si se acompaña del plato apropiado.

Ir a Murcia siempre es especial, tengo vínculos familiares y sobre todo, recuerdos imborrables ya que en esa provincia, concretamente en La Manga del Mar Menor viví, estudié y trabajé. De hecho, allí tuve mi primer trabajo y mi primera nómina. Ir a Murcia o Cartagena era mi “escape” en la ciudad y aunque ya han pasado más de media vida, sigo conservando amigos y sigue siendo mi lugar de veraneo.

 

Mi agradecimiento a Bar Taberna de Ideas por recomendarme siempre los mejores sitios. Si tienes un restaurante, no dudes en la mejor empresa para darle luz y voz.

 

Deja un comentario