• La revista americana Journal of Agricultural and Food Chemistry publica el estudio español que demuestra los beneficios del vino para prevenir enfermedades dentales

 

Los antioxidantes que se encuentran en el vino tinto como son los polifenoles, han sido asociados desde hace años a importantes beneficios para la salud.

La comunidad científica ha avalado y demostrado los efectos beneficiosos (siempre dentro del consumo responsable) contra las enfermedades del corazón, distintos tipos de cáncer, la diabetes o el alzheimer. Ahora suma los resultados de un nuevo estudio publicado por el CSIC y realizado por científicos españoles por el que según las pruebas realizadas, el vino ayudaría a prevenir enfermedades dentales como la caries y también enfermedades de las encías.

El estudio fue publicado en el número de febrero de 2018 por la revista científica: Journal of Agricultural and Food Chemistry, de la American Chemical Society y es fruto de varios años de investigación y estudios previos realizados por científicos del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid.

 

El vino tinto y blanco es de naturaleza ácida lo que implicaría un debilitamiento del esmalte y pérdida del color por lo que se recomienda tomar un vaso de agua después de beber vino para eliminar residuos y equilibrar el PH. Es una recomendación aunque dejan claro que esto no supone ningún riesgo para nuestra salud dental.

 

Según los científicos del CSIC, han demostrado que los antioxidantes del vino tinto evitan que las bacterias que causan la placa se adhieran al tejido de las encías.

 

El estudio lo realizaron los investigadores utilizando tejido de encía cultivado a partir de células madre humanas para este estudio y aplicaron antioxidantes procedentes del vino en varias combinaciones. Separaron el tejido en varios grupos, nos los trataron con con polifenoles del vino (ácidos cafeico y p-cumárico), otro con polifenoles y un probiótico, y otro tratado con extractos de semilla de uva y vino tinto disponibles en el mercado (Vitaflavan y Provinles). Los antioxidantes provenientes del vino demostraron ser efectivos para inhibir la adhesión bacteriana a las células de la encía, pero una combinación de los polifenoles y el probiótico ofrecieron los resultados más efectivos.

Los investigadores sugieren con este estudio que podría desarrollarse algún método para administrar el poder antiséptico de los antioxidantes como colutorios bucales, cremas dentales o incluso chicles. Por el momento, lo más efectivo y fácil de administrar es la copa de un buen vino tinto al día.

Sobre El Autor

Joaquín Parra López es técnico especialista en Gestión y Administración de empresas y Técnico superior en comercio y marketing. Master en comercio internacional por la EOI y Formador Ocupacional especializado en el área administrativo, comercial y marketing. Ha trabajado desde 1998 como responsable de administración, director comercial y Gerente en distintas bodegas hasta el año 2006 cuando inicia su actividad profesional independiente como “WINE UP CONSULTING”, convirtiéndose en una de las pocas empresas de España y la primera de Castilla La Mancha dedicada al asesoramiento comercial y marketing vinícola. Autor del Manual de Cata ¿Es bueno este vino? Editado y distribuido por Mundi-Prensa con prólogo del maestro Sommelier Charlie Arturaola, viajero del vino y uno de los educadores de vino mas valorados en USA. Autor de la Guía de vinos digital Wine Up. Creador y administrador del primer panel de cata de vinos online: www.ecatas.com, y administrador de otros portales dedicados al vino como: www.wineup.es, www.vinoticias.es y www.bodegassingulares.com. Educador de vinos y promotor de la cultura del vino a través del Wine Up Tour con Bodegas Singulares & Vinos de Autor viajando por España promocionando las bodegas en lo que se ha denominado: Enoturismo Inverso.

Deja un comentario