Madrid Fusión 2018 cerraba sus puertas el pasado miércoles 24 de enero dejando como en años anteriores grandes momentos, declaraciones de intenciones y muchos nombres.

Además de concursos, las esperadas ponencias y talleres de grandes chefs a los que se van sumando nombres y ley de vida, otros nos abandonan dejando su legado en forma de platos o en de críticas como el caso de Paul Bocuse probablemente el chef más venerado de Francia y Caius Apicius, seudónimo del periodista gastronómico Cristino Álvarez.

La sala expositiva amplía con espacios específicos para la cerveza, la coctelería y por supuesto el vino, una planta dedicada a ENOFUSIÓN que celebraba su 8ª edición con un programa propio de actividades, el enobar con más de un centenar vinos para degustar libremente y los stands de bodegas entre los que destacaba el de Bodegas Singulares & Vinos de Autor que ponía en el mismo espacio bodegas de primer nivel como El Grifo (D.O. Lanzarote), Bodegas Verum, (VT Castilla), Viña Santa Marina ( VT Extremadura), La Loba (D.O. Ribera del Duero), Almázcara Majara (D.O. Bierzo), Bodegas Valdemar (D.O.C. Rioja), Bodegas Arfe (D.O. Jerez) y Txakoli Zudugarai (D.O. Getariako Txakolina).

Coincidiendo con Madrid Fusión y con la fecha del 24 de Enero como referencia en la que se celebra el día de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas y escritores se celebró la primera cena de la Asociación Española de Periodistas y escritores de Vino (AEPEV), la asociación profesional más importante de España de periodistas y escritores especializados en vino.

Volviendo a Madrid Fusión y a la referencia que se hace en el titular, poco a poco los grandes (y no tan grandes chefs) se van dando cuenta que el éxito del restaurante no es solo la cocina, también es la sala, el servicio. Uno de los talleres más concurridos fue el que tenía como título: “armonías inversas” protagonizado por Andoni Luis Aduriz y Guillermo Cruz, chef y sumiller del Restaurante. Mugaritz.

Uno de los momentos más esperados de cada edición es el del nombramiento de “cocinero revelación” que este año ha recaído en NANÍN PÉREZ (27 años) de Rte. Murri. Anótenlo en la agenda, otros chefs encumbrados también lo recibieron como Ricard Camarena, o el mismísimo Dabiz Muñoz.

En cuanto a presentaciones, destaca el “cochinillo de mar” del chef del mar (Angel León), la “cocina azul” de Rodrigo de la Calle o lo más comentado, la reinvención del clásico huevo frito de los chefs del Rte. Disfrutar (Barcelona): Eduard Xatruch, Oriol Castro y Mateu Casañas. Han puesto color al clásico de los clásicos, huevos fritos con yemas de diferentes colores.

Madrid Fusión nunca defrauda, un congreso, un punto de encuentro esperado por todos los profesionales del gremio que tendrán que esperar un año menos una semana para que vuelvan a prender sus fogones.

Con respecto al espacio ENOFUSION, destaca el reconocimiento al periodista Carlos Delgado y al enólogo Mariano García. Dos nombres que son ejemplo para generaciones.

En la sala de catas destacan entre todas las de González Byass que desvela el misterio de sus palos cortados de la mano de Antonio Flores, catando añadas desde 1967.

La familia Torres siempre tiene protagonismo en enofusión. En esta edición agradó con sus vinos californianos.

Otro de los momentos esperadas fue la cata magistral dirigida por mujeres “El vino, alma de mujer – Reinas de copas” con presencia de Zoltan Nagy, autor del libro Reinas de copas.

 

 

Deja un comentario