Hace años que escribí sobre la bodega, Cigarral de Santa María. Hoy, con motivo de dirección de la sección enoturismo en el programa Coloquios del Vino de Castilla La Mancha que se emite en Cadena SER a nivel regional, he vuelto a disfrutar de la hospitalidad de Adolfo y su familia.

Toledo es una de las ciudades más visitadas de España, patrimonio de la humanidad, ciudad de convivencia, de cultura y por supuesto de gastronomía. A este punto es al que me referiré, a gastronomia-vino que es lo mismo y a su principal embajador que es Adolfo Muñoz y su familia.

Cuando alguien visita a Toledo, no puede ser cicatero, no puede escatimar en gastos sobre todo porque está en una ciudad que se lo merece todo y que es un auténtico homenaje. Junto a la imponente catedral encontramos el restaurante Adolfo, emblemático y principal responsable de poner la gastronomía toledana en el mapa.

Hace 20 años que la familia Muñoz comenzara con su ambicioso proyecto, el Cigarral de Santa María. 7 hectáreas de las que 4 son utilizadas para plantar viña. En la edificación está la bodega, casi de juguete, al fin y a cabo son poco más de 6000 botellas las que comercializan y para eso tienen incluso su embotelladora.

Todo está integrado en un complejo en el que se celebran bodas y eventos en un marco incomparable, las vistas que disfrutara la nobleza y que hoy podemos disfrutar nosotros, como digo, este es el punto de partida ideal para comenzar o terminar nuestra ruta por Toledo.

Todos los caminos conducen a Toledo, por eso, dependiendo de donde vengas te recomendaré unas bodegas u otras, pero dentro de la provincia, no puedes dejar de visitar Más Que Vinos en Cabañas de Yepes o Bodegas Martúe en La Guardia. En la parte opuesta de la provincia, por la carretera de Extremadura, tienes otras bodegas más que interesantes como Finca Constancia en Otero o la bodega de Carlos Falcó, Marqués de Griñón en Malpica de Tajo.

Al final del texto, hay un mapa con todas (o gran parte) de las bodegas de Toledo, no todas están abiertas a enoturismo, pero es cuestión de preguntar. Las de la comarca de La Mancha, quedan para otro artículo.

El entorno del viñedo y bodega Cigarral de Santa María es único, ya he comentado donde está, es un lugar para dejar que pase el tiempo, ver como cae la tarde y disfrutar de la noche de Toledo. Cierto es que no siempre se puede y que hay que contactar previamente ya que son muchos los eventos que organizan y que limitan el acceso a la visita. Con respecto a sus vinos, el lugar idóneo para comprarlo es en la tienda que tiene Adolfo junto a la catedral, Adolfo Colección donde no solo puedes comprar sus vinos, también una gran selección de productos gourmets. No pruebes su mazapán… a partir de ese momento ya no querras comer otro.

Te recomiendo un vino que seguro solo podrás tomar en el restaurante: PAGO DEL AMA PINOT NOIR, son poco más de 300 botellas, pero es un auténtico espectáculo de vino (y un privilegio). Sus vinos no tienen la certificación de ecológico, tampoco tienen la denominación “pago”, pero es ambas cosas.. y mucho más.

Hablar de Bodegas Más que Vinos (En el link tienes un artículo completo dedicado a la bodega) es hablar de amigos, grandes enólogos y como reza su eslogan, creadores de recuerdos. La bodega está pensada para trabajar, aquí veremos los depósitos, acero inoxidable y tinajas, barricas… pero tienen un espacio que es una ventana a la mesa de ocaña, volvemos a hablar de la experiencia de tomar un vino con unas vistas únicas, respirar aire puro y disfrutar de los grandes vinos de Castilla la Mancha. Si váis a visitar la bodega, intentar (no se si está dentro de la visita) ver la bodega de 1851 La Plazuela en Dosbarrios. Historia del vino en CLM que te permite hacer un viaje al pasado.

No se puede hablar de Más Que Vinos sin recordar el vino premium por excelencia en la región, el primero, el que abrió puertas a los grandes vinos de Castilla La Mancha: LA PLAZUELA. Descorchar una botella es invertir en placer, ahí lo dejo.

 

En la parte opuesta de la provincia de Toledo, encontramos Finca Constancia (pincha en el link para concer más). Una bodega más típica de otra zona que de aquí… Algo más de 200 hectáreas de viñedo con la bodega integrada en el centro del viñedo. Todo está pensado para disfrutar del vino, disfrutar de la experiencia con vistas únicas, subir a la terraza es como sentirse el señor del reino cuando divisa desde lo alto sus dominios.

Acero, madera y cristal conforman el edificio con grandes ventanales en los que al abrigo, estás disfrutando de la esencia del enoturismo.

Todos los vinos de Finca Constancia son recomendables, pero en este caso, la recomendación es ALTOS DE LA FINCA. Un vino estratosférico elaborado con Petit Verdot y Syrah. Muestra lo nuevo (y bueno) de Castilla La Mancha, de nuestro clima. Por fín, empezamos a creernos que hacemos buenos vinos, además de hacerlos.

Galería fotográfica VIÑEDOS CIGARRAL DE SANTA MARÍA

 

Deja un comentario