Las Bodegas Williams & Humbert han recibido la visita de Manuel Morao, una de las figuras más destacadas del mundo del flamenco.

Manuel Moreno Jiménez, Manuel Morao, nacido en Jerez en 1929, es uno de los artistas más relevantes dentro del mundo del flamenco y la guitarra, que ha marcado de forma significativa a las siguientes generaciones. “La conciencia del ritmo”, como lo ha definido Manolo Sanlúcar, ha desarrollado una carrera profesional en la que ha trabajado con artistas como la Niña de los Peines, la Perla de Cádiz, Pastora Imperio o Antonio Mairena, además de viajar con las compañías de Caracol, Lola Flores o Concha Piquer y fue la primera guitarra del Ballet Nacional de Antonio.

Esta visita a la bodega tiene lugar poco tiempo después de que haya salido a la luz el libro “Sinelo calorró. Conversaciones con Manuel Morao”, editado por Diputación de Cádiz y escrito por el catedrático Juan Manuel Suárez Japón, y en el que se recogen las vivencias de este genial y gran artista.

Manuel Morao estuvo-quien estuvo acompañado por el presidente de Williams & Humbert, José Medina Cachero– dejó recuerdo de su visita con la firma en una de las botas de la bodega, plasmando su rúbrica al lado de la de otro ilustre gaditano, José María Pemán.

Con este encuentro, Williams & Humbert ha querido reconocer y rendir homenaje a quien es uno de los mayores representantes de la cultura de nuestra tierra y a quien tanto ha contribuido a llevar el nombre de Jerez y del cante flamenco más allá de nuestras fronteras.

MANUEL MORAO EN W&H (4)

Deja un comentario