Cuando decidí a quien nombrar personaje del año en el mundo del vino, todavía no sabía que la publicación que dirige cumple 70 años. La publicación técnica de vino decana en España LA SEMANA VITIVINÍCOLA.

Salvador Manjón

Salvador Manjón

El que no conozca a Salvador Manjón, no es hombre de vino, no se dedica a éste sector, al menos en España. Lleva dirigiendo “SEVI” desde el año 1992, es decir, 23 años al frente, probablemente los más apasionantes de la historia reciente del vino.

Estuve un tiempo pensando un buen candidato… apuntando varios nombres hasta que salió el de Salvador. Lo tuve claro. Creo que tiene todos los valores que considero que debe de tener el personaje del año, defensor como pocos del sector, y con su publicación, facilita el trabajo de muchos.

Cuando recuerdo mis primeros meses en el sector vitivinícola, en agosto del año 1998, vienen a mi memoria las revistas de La Semana Vitivinícola. Las encontraba en prácticamente todas las bodegas y cooperativas que visitaba. Me ayudaron a ir conociendo el sector, detalles técnicos, nombres, regiones… todo lo que es vino, está en SEVI. Su archivo debería de estar protegido, si me apuran, en la biblioteca nacional para que esté a buen recaudo. Es la historia reciente del sector del vino en nuestro país.

Personalmente he coincidido en un par de ocasiones con Salvador, y he de decir, que cuando he estado cerca, he sentido admiración y mucho respeto. No sé si habrá alguien que sepa más del sector que el… al menos, con su edad.

Como lo importante es conocer sus impresiones y su forma de entender el vino, os dejo con una interesante entrevista.

Joaquín Parra: Comenzaremos por algo sencillo y a la vez profundo: ¿Qué es el vino para Salvador Manjón?

Salvador Manjón: Es difícil para mí comenzar una entrevista con esta pregunta, ya que es mi Vida. Lo es todo. Llevo dedicándome al sector vitivinícola desde que tengo uso de razón y no contemplo mi futuro alejado de él. Me ha acompañado en excelentes momentos, permitido conocer gente encantadora, viajar y disfrutar de experiencias inolvidables,… aprender, enseñar,… ¿se puede pedir más?

JP: Cuando a mediados del mes de diciembre pasado, decidí que el nombramiento de “Persona del Año 2015” en el mundo del vino recayera sobre tu persona, desconocía que en éste año se celebra el 70 aniversario de La Semana Vitivinícola. No preguntaré el tópico de cómo se consigue que una publicación esté ahí durante 7 décadas (porque es obvio en éste caso), lo que me gustaría saber es cómo ves el horizonte para SEVI.

SM: Esperanzador. Es frecuente escuchar que los medios escritos están demodé, que lo digital se impone. O que a la gente no está dispuesta a pagar por la información. Incluso que “Google lo sabe todo”. Y nada de todo esto es falso, pero tampoco completamente cierto. Los medios de comunicación son necesarios, los especializados imprescindibles; y de una forma u otra, con diferentes productos que se amolden a la nueva sociedad de la comunicación en la que estamos viviendo, Semana Vitivinícola seguirá comprometida con el sector y luchando porque sus lectores tengan la información más actual y completa, y los anunciantes una forma en la que llegar a sus clientes y dar a conocer sus productos.

JP: Siguiendo con la pregunta anterior… ¿cómo ves el horizonte para el sector vitivinícola, en España? ¿y a nivel internacional?

SM: Pues casi igual que el de la Sevi. Hemos evolucionado con él, siendo testigos privilegiados de los profundos cambios que ha vivido su viticultura, enología, bodegas, técnicos, vinos,… y podemos aseverar que aquellos que tengan la capacidad de ir adaptándose a las nuevas circunstancias tienen grandes posibilidades de éxito. España tiene un excelente potencial de calidad y aunque hace ya mucho que pasó de ser un hecho diferenciador a convertirse en un requisito mínimo, tenemos excelentes condiciones para producir vinos adecuados a todos los consumidores y niveles de precio. Solo tenemos que esperar a que las bodegas vayan definiendo qué quieren ser y dónde quieren competir.

JP: Hablar de Salvador Manjón es hacerlo de La Semana Vitivinícola y a la inversa. En el año 92 te haces cargo de la dirección de SEVI. ¿En qué ha cambiado (si lo ha hecho) la publicación en éstos 24 años?

SM: Aparentemente en poco. Seguimos con el mismo formato que nos viera nacer. Adaptándonos a los tiempos en la presentación y el enfoque que hay que darle a las noticias, adecuándonos a lo que necesitan nuestros clientes (suscriptores y anunciantes) y utilizando todos los medios que la tecnología pone a nuestro alcance para facilitarles la vida. Disponemos de una web (adaptada a cualquier dispositivo: pantalla, portátil, Tablet, Smartphone) donde actualizamos diariamente la información, un boletín semanal en el que resumimos en cuatro noticias lo más relevante que ha sucedido. Y unos números extraordinarios en los que concentramos una gran cantidad de información relacionada con un tema específico: exportaciones, estadísticas, vendimias o artículos técnicos. Y, por si todo esto fuera poco, este año iniciamos la publicación de números monográficos sobre el packaging, maquinaría y tecnología en bodega, productos químicos y de laboratorio, formación, enoturismo y viticultura.

JP: Qué ha hecho mal el sector del vino (si es que ha hecho algo mal) para que el consumo se haya reducido de una forma tan acusada.

SM: Permanecer despaldas a los consumidores, ignorarlos. La sociedad ha cambiado mucho en estos últimos setenta años, mucho más en los últimos treinta; y nuestras bodegas no han sabido (o querido) adaptarse. Han mantenido los mismos mensajes, presentaciones, lenguajes, medios, tipos de vinos; y han confiado su futuro a que el consumidor sería el que cedería. Sin entender que esta sociedad se caracteriza por tirar abajo las barreras; las físicas como el muro de Berlín, pero también las fronteras o la comunicación, dando lugar a la globalización.

JP: Ésta pregunta es un tópico, pero hay que formularla: ¿Qué debemos hacer para que se consuma más vino? (independientemente de la edad del consumidor).

SM: Ofrecerle lo que quiere. El consumidor es el Rey, el amo, el único con capacidad para poder decidir lo que se vende y no se vende. Hay que conocer lo que piensa, lo que quiere, cuándo, cómo y qué precio está dispuesto a pagar por un vino. Y los productores, desde el respeto y conocimiento de sus limitaciones naturales y técnicas, producirlo y salir a venderlo sin complejos y convencidos de que están ofreciéndolo que ese consumidor busca.

JP: A nivel político, (regional, estatal y comunitario), en los últimos 20 años, ¿se ha beneficiado o perjudicado al sector vitivinícola de nuestro país?

SM: Una mirada a las bodegas, el viñedo, las presentaciones o, incluso, la propia tipología de nuestros vinos, responderían perfectamente a tu pregunta. El sector ha mejorado mucho y las ayudas públicas han jugado un papel primordial en todo ello. Ahora bien, si lo que me preguntas es si estas ayudas van a estar toda la vida y debemos plantearnos nuestro futuro de su mano, te diré, tajantemente, que no. Que el sector debe aprender a andar solo, que la administración cada vez cuenta con menos recursos, e interés, de estar ahí, y que cualquier proyecto que quiera nacer con alguna posibilidad de éxito lo debe hacer de forma totalmente independiente.

JP: ¿Eres más de Monastrell o de Syrah? Lo pregunto de otra forma… ¿Qué opinas de la masiva plantación de variedades foráneas en nuestro país?

SM: Soy de lo que más me gusta y me apetece en cada momento. No quiero encasillamientos y exclusiones. El sector es muy rico como para tener que renunciar a nada. Tenemos extensión, condiciones climatológicas, bodegas y consumidores como para no renunciar a nada. Y lo único que sí pido es que no me engañen, que la información que me facilitan sea exacta y que, yo como consumidor, sea el que tenga la libertad de poder elegir.

JP: Y de los vinos naturales, ecológicos, biodinámicos… ¿Qué opinión tienes?

SM: Que me parecen estupendos, como los blancos, o los generosos, los de España o los australianos. Cada uno debe saber quién es su cliente y lo que puede producir. Si sus condiciones naturales le permiten elaborar vinos ecológicos o biodinámicos, y considera que tiene mercado para venderlos, adelante.

JP: Dudo que haya un profesional en España con mayor conocimiento del sector que tú, y personalmente opino que en política deben estar los mejor preparados. ¿Darías el salto a la política si te lo propusieran? ¿Cuál sería la primera medida en tomar para favorecer el consumo de vino?

SM: Gracias por tus palabras, aunque no esté muy de acuerdo. En España hay mucha gente que sabe mucho de vino, mucho de sector y muchas de las cosas que hay que hacer. El problema es que la política tiende a contaminar, a mezclar intereses que ineludiblemente acaban enfrentándose en algún momento. No sería un buen político, me gusta decir las cosas con cierta claridad y eso no siempre es bueno. En cuanto a lo que haría, no difiere mucho de lo que pido que hagan cada semana: que dejen trabajar al sector, le escuchen y le ofrezcan una garantía jurídica que le permita acceder al consumidor para formarlo e informarlo.

JP: De un tiempo a ésta parte, bodegas importantes han anunciado que abandonan las Denominaciones de Origen bajo las que amparaban sus vinos. ¿Qué crees que hay detrás de todo esto? ¿Puede suponer el principio del fin de lo que hoy son las denominaciones de origen?

SM: Detrás de estas decisiones están las condiciones que impone pertenecer a un colectivo que aspira a tener ciertos valores comunes que caracterizan a sus vinos. Pero también la capacidad económica y de producción para poder acudir a los mercados de manera individual, sin el paraguas de una marca como lo es una Denominación de Origen. Tengo pocas dudas sobre que el modelo de indicaciones geográficas tendrá que experimentar algún tipo de cambios. Solo espero que no olviden nunca que delante siempre habrá un consumidor al que no se le puede defraudar.

JP: Tienes alguna preferencia en cuanto al vino (tipo de vino, variedad, origen…)

SM: No, ninguna. Solo quiero que el producto no me defraude. No quiero que todo sea excelente, porque sé que según el precio que pague responderá a un nivel de calidad, pero lo que no consiento es sentirme engañado. Y me da igual que el que me engañe sea la bodega, que el comercio o el restaurante.

JP: ¿Hay algún personaje del vino que te haya marcado, o que consideres especialmente importante para el sector en los últimos años?

SM: Muchas, tantos que no me atrevería mencionar a uno solo. Todos aquellos que sienten amor por el vino. Todos aquellos para los que es mucho más que un negocio con el que ganar dinero, los que sienten pasión y altruismo.

JP: La Semana Vitivinícola, también tiene una guía de vinos (que aprovecho para recomendar). ¿Qué aportan las guías de vino, que no se pueda encontrar en la cantidad de blogs que existen en la red?

SM: Las Guías de vino son un instrumento más que tienen a disposición los consumidores y profesionales de la hostelería. Facilitar las cosas debe ser su primer objetivo ya con él se consigue allanar el camino del conocimiento que lleva implícito su consumo. Si la forma de hacerlo es a través de un medio escrito o digital, eso lo debe elegir cada uno.

JP: ¿Qué diferencias hay (si las hay desde tu punto de vista) entre el sector cooperativo y el privado? (hablando del sector vitivinícola)

SM: Su propia organización que le ha llevado a tener una visión no siempre coincidente con el mercado. Empezaba esta entrevista diciendo que el sector no ha sabido evolucionar a la velocidad y de la forma en la que lo han hecho las sociedades y sus individuos; pues bien, las cooperativas son un excelente ejemplo de esta falta de evolución, muchas de ellas se han quedado ancladas en unos objetivos sociales que la actual sociedad tiene ampliamente superados.

 PERSONAJE-DEL-AÑO

Sobre El Autor

Joaquín Parra López es técnico especialista en Gestión y Administración de empresas y Técnico superior en comercio y marketing. Master en comercio internacional por la EOI y Formador Ocupacional especializado en el área administrativo, comercial y marketing. Ha trabajado desde 1998 como responsable de administración, director comercial y Gerente en distintas bodegas hasta el año 2006 cuando inicia su actividad profesional independiente como “WINE UP CONSULTING”, convirtiéndose en una de las pocas empresas de España y la primera de Castilla La Mancha dedicada al asesoramiento comercial y marketing vinícola. Autor del Manual de Cata ¿Es bueno este vino? Editado y distribuido por Mundi-Prensa con prólogo del maestro Sommelier Charlie Arturaola, viajero del vino y uno de los educadores de vino mas valorados en USA. Autor de la Guía de vinos digital Wine Up. Creador y administrador del primer panel de cata de vinos online: www.ecatas.com, y administrador de otros portales dedicados al vino como: www.wineup.es, www.vinoticias.es y www.bodegassingulares.com. Educador de vinos y promotor de la cultura del vino a través del Wine Up Tour con Bodegas Singulares & Vinos de Autor viajando por España promocionando las bodegas en lo que se ha denominado: Enoturismo Inverso.

Deja un comentario