• El éxito de la película “Sideways” (Entre Copas) originó una moda en la que visitar bodegas y catar vinos, ya no era cosa de frikis o profesionales del ramo.
  • Además de las bodegas “famosas” hay muchos tesoros “enoturísticos” no tan nombrados pero con igual o mayor encanto.
entre-copas

Cartel de la película «Entre Copas»

En 2014 se cumplen 10 años del lanzamiento a nivel mundial de la película “ENTRE COPAS”, una obra firmada por el director Alexander Payne y guión del propio director junto a Jim Taylor (basado en la novela “SIDEWAYS” de Rex Pickett). La obra además de un Oscar® acumula más de 40 premios y nominaciones, algo que sin duda ha influido positivamente en la percepción del enoturismo y de la cultura del vino a nivel mundial, por supuesto en España.

Mucho ha cambiado la cosa desde entonces. Ya en U.S.A. se hablaba el incremento de 2002 a 2005 en más de un 400% hasta alcanzar los 19.7 millones de visitantes. En España no es posible conocer datos reales de visitas, ya que muchas de las bodegas abiertas al enoturismo van por libre y no están acogidas a una “ruta” establecida por uno de los organismos estatales como es ACEVIN. Puedo decir que en muchos casos, las organizaciones que gestionan el enoturismo en España es lo más parecido a un reino de taifas coincidiendo rutas comarcales, de ámbito provincial y de ámbito regional, de las propias Denominaciones de Origen… cada una gestionada por un ente diferente.

Hace cuatro años, escribía otro artículo sobre el enoturismo en el que daba varias claves para mejorar la relación de las bodegas con el “enoturista”. Cierto es que también ha cambiado la situación para las bodegas desde entonces… para algunas mucho: han cerrado víctimas de la crisis y de proyectos faraónicos.

Sin entrar en ciertas cuestiones, es necesario dejar claro que el “enoturismo” se engloba dentro del denominado “turismo de interior” por lo tanto, es imprescindible que a la bodega le acompañen alternativas culturales y por supuesto, gastronómicas (no necesariamente en la misma bodega).

También, a la hora de realizar una visita, es importante tener en cuenta y valorar la historia de esa bodega, su vínculo con la zona donde está, su historia y como no… sus vinos. A nadie se le escapa “el poder de la marca” en la toma de decisión previa a la visita.

Sólo los frikis se van un fin de semana para visitar 4 bodegas… Si no alternamos la visita a una bodega con el descanso, el relax, la gastronomía… el disfrutar de un vino sin prisas.

Con esta introducción hablaré de 10 bodegas a visitar para disfrutar de lo mejor del vino en España y lo más importante para el que escribe: la cercanía en el trato.

  1. Bodegas Martín Codax, por la grandeza de sus vinos, por ser “Galicia” en sí, por su terraza con vistas a las rías gallegas. (Cambados – Pontevedra)
  2. Bodegas y Viñedos Verum, por su cueva de crianza única, capaz de transmitir la historia de un pueblo y de un sector. Cómo no, por su destilería en la que se pueden ver tres sistemas de destilación diferentes. (Tomelloso – Ciudad Real)
  3. Finca Torremilanos, por su hotel 4* entre viñedos, su gastronomía, enclave, cultivo ecológico y biodinámico y cómo no, cercanía a una ciudad con una historia ligada al vino (Aranda del Duero – Burgos).
  4. Bodegas Valdemar, por lo que ha aportado al sector vitícola a nivel europeo, por sus vinos, por su apuesta tecnológica al servicio del vino, por su “alma” riojana. (Oyón – Álava)
  5. Finca Constancia, Por los paisajes, por el entorno y por la amabilidad de su equipo. (Otero – Toledo)
  6. Torre de Oña por su condición de “Chateau” en plena rioja alavesa. Por sus vinos y una casa-palacio en la que es posible despertar, por su cercanía a Laguardia y a Haro. (Páganos, Laguardia – Álava)
  7. Más que vinos – Ercavio, por el trato directo, por su cercanía, por su compromiso y aportación en mejorar la imagen de los vinos en Castilla La Mancha. Por respirar viña y vino en la visita. (Cabañas de Yepes – Toledo)
  8. Bodegas Luis Cañas: Por su ubicación, en el corazón de la Rioja Alavesa. Por ser una de las bodegas más relevantes de la última década. (Villabuena de Álava – Álava)
  9. Pago La Jaraba: Por la bodega, donde podrás comprobar que lo más moderno, es al mismo tiempo una mejora y evolución de lo tradicional. Por su almazara y quesería. Por un entorno con historia que respira la esencia de La Mancha (comarca natural). (Villarrobledo – Albacete)
  10. Estancia Piedra por que muestra la importancia del terruño y sobre todo, la apuesta por el visitante cediendo un espacio único y atractivo para contemplar y disfrutar del viñedo (Toro – Zamora)

 

Deja un comentario