@ecatas

Hay ocasiones en las que el pasado se pierde o se trata de ocultar. Otras veces, simplemente explican sin tapujos una evolución, una “METAMORFOSIS” como la propia bodega PAZO BAION tiene como “lema” y como imagen.

Wine Up en Pazo Baion

Wine Up en Pazo Baion

Vilanova de Arousa sonó durante mucho tiempo en las noticias de los principales telediarios y se leía en las principales cabeceras de la prensa escrita, era la época previa a internet y las redes sociales. Vilanova y Pazo Baión por cuestiones ajenas al vino y que no vienen a cuento mencionar en este artículo, tenían la atención de todos, si bien, lo recuerdo perfectamente, yo todavía no me había sumergido en éste apasionante mundo.

Los viajes que realizo constantemente con el Wine Up Tour (enoturismo inverso) me permiten en ocasiones realizar enoturismo “directo”, es decir, conocer de primera mano aquellas bodegas que ofrecen un atractivo especial y que tienen una “historia” que contar. Algo tan importante en la bodega como en el vino que elaboran.

La historia de “Pazo Baión” nace en el siglo XV de la mano de nobles familias gallegas. Esta historia ha marcado el escudo heráldico del edificio principal hasta final del siglo XIX en el que un “indiano” que retorna de Argentina con el zurrón cargado de fortuna lo adquiere.

Distintos propietarios y distintos usos… algo de viñedo, cereales, ganadería ocupan la actividad de Pazo Baión hasta los años 80 en los que se comienza a plantar el viñedo de forma extensiva, lo único que hay que agradecer al penúltimo dueño hasta que en 2008 se convierte definitivamente en lo que hoy es. Una bodega boutique con vocación de grande, con una larga historia y un apasionante futuro.

Adegas Condes de Albarei es la actual propietaria. El currículum es más que válido para liderar el proyecto de transformación y de conversión de la propiedad en bodega referencia de Galicia. Una importantísima inversión y un proyecto de rehabilitación, de remodelación o como la propia bodega dice, de metamorfosis para convertir el pazo en bodega y centro de enoturismo único en Galicia.

La bodega elabora muy pocas botellas, hay un proceso de recuperación de un viñedo casi abandonado durante años. Viñedo en laderas, albariño en su totalidad, conservando la viticultura local, granito como sostén del emparrado. La madera, únicamente la de las propias cepas y árboles plantados. Limoneros, aromáticos y un pequeño “oasis” de palmeras entre el viñedo… señal que han querido conservar del hijo pródigo que retornó a la madre patria y que como seña de identidad, plantaban esos árboles tropicales como un guiño a la tierra que le dio la capacidad económica para volver.

Wine Up en Pazo Baion

Wine Up en Pazo Baion

Hoy la visita se convierte en toda una experiencia. Mención aparte merece la rehabilitación como sala noble de catas del palomar. Nichos que en algún momento cubrirán botellas de diferentes añadas y que demostrarán la capacidad de envejecimiento de la variedad albariño.

Si te quieres casar, si deseas celebrar una convención, o si te quieres dar el capricho de una comida especial, en Pazo Baión lo puedes hacer. La zona que fue “vaquería” se ha convertido en salas nobles donde celebrar eventos. La zona de bodega, dimensionada para la capacidad de producción demuestra el gusto y la intención del proyecto arquitectónico por las formas, materiales y colores. Pocas bodegas similares encontraremos que mezclan de una forma tan buena la sencillez de las líneas con la elegancia del entorno y los colores.

La última parada en la visita retiene la atención en el vino. Dos añadas: 2010 y 2011 permiten ver por un lado la evolución del vino y por otro lado la calidad-capacidad de conseguir generar placer en la copa.

Joaquín Parra Wine UP Catando los vinos de Pazo Baion

Joaquín Parra Wine UP Catando los vinos de Pazo Baion

El 2010 muestra un vino con carácter, intenso, mineral, con fruta blanca y algo de compota. Vivo y complejo, un vino para iniciados, un vino que muestra la capacidad de una de las pocas variedades nobles blancas.

El 2011 es completamente diferente, también muestra complejidad, pero éste vino es más fácil de beber por aquellas personas “no iniciadas” en el mundo del vino. Fresco, floral, afrutado, con boca fresca, buena acidez, aromas fáciles de identificar, jazmín, cítricos…

Sin duda, una bodega a la que haré un seguimiento en lo que a vinos se refiere. También en cuanto a enoturismo por lo que puede aportar al panorama vitícola-enoturístico nacional. Puede que se termine convirtiendo en un lugar de peregrinaje por aquellos que persiguen los ”caminos del vino”.

Que el vino les aporte placer. Salud y Wine Up!!

©Joaquín Parra Wine UP!.

Deja un comentario