• Pocas regiones del mundo pueden ofrecer ‘joyas enológicas’ como estos Grandes Reservas de Rioja con treinta años

Una cata horizontal de seis vinos de Rioja de la añada ‘82 ha sido la actividad estrella que ha puesto broche de oro al “Mes de Rioja” que se ha celebrado en Lavinia y que ha ofrecido la oportunidad a los aficionados de profundizar en el conocimiento de la historia, los secretos y la gran diversidad de estilos que conviven bajo la Denominación de Origen líder de los vinos españoles. La gran capacidad que tienen los vinos de Rioja para el envejecimiento permite disfrutar de auténticas joyas enológicas y es uno de sus signos diferenciadores más reconocibles y valorados por los consumidores, algo que ha sido decisivo para alcanzar el gran prestigio internacional que actualmente posee esta Denominación.

La añada 82 fue la primera calificada ‘excelente’ después de la mítica añada del 64, y hasta el año 1994 no volvería a repetirse la más alta calificación de Rioja. La cata, en la que han participado un grupo de expertos, ha sido conducida por Marie Louise Banyols, directora de Producto de Lavinia, acompañada por el presidente del Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja, Víctor Pascual. Los protagonistas han sido seis de esas ‘joyas enológicas’: Viña Albina, de Bodegas Riojanas, Conde de Valdemar, de Bodegas Valdemar, Sierra Cantabria, de Bodegas Sierra Cantabria, Viña Real, de Bodegas CVNE, Muga, de Bodegas Muga, y Rioja Alta 904, de Bodegas La Rioja Alta.

Seis Grandes Reservas de Rioja que han permitido comprobar la buena evolución que han experimentado durante los treinta años transcurridos desde su elaboración y disfrutar de la historia embotellada a través de estos fantásticos vinos. La directora de la cata los definió como vinos únicos y diferentes, destacando en ellos la presencia de fruta, así como la gran acidez que hace posible su largo envejecimiento y, en algunos casos, un largo recorrido en boca. Los seis vinos fueron magníficamente armonizados con un menú elaborado por Ange García, chef de Lavinia.

Deja un comentario