El experto en vinos y director de Wine Up Joaquín Parra nos explica ¿cómo saber qué un vino tinto crianza y reserva es bueno?

La temperatura de consumo de los vinos tintos crianzaandará desde los 14ºC para los vinos de crianza o con crianzas más cortas y los 17-18ºC para los vinos más viejos. Nunca a temperatura ambiente, ya que sería generalizar demasiado. Probablemente el vino necesite un golpe de frio antes de su consumo ya que en las casas, con calefacción, el grado suele ser algo má

Decantar los vinos tintos crianza

Cuando compramos un vino tinto de crianza o reserva debemos saber que es necesario hablar del decantador o en su caso tiempo de apertura del vino. Hay que entender que el vino está “encerrado” en la botella durante años con falta de oxígeno, por lo que al descorcharlo, necesita un tiempo para oxigenarse, abrirse y mostrarse con plenitud. Además, muchos de estos vinos no son sometidos a proceso de “estabilización” (resumiendo mucho es bajar el vino a temperaturas por debajo de -3ºC durante unos 15-20 días para eliminar los “posos” que de otra forma aparecerían en la botella). Estos posos solo nos indica que el vino no ha sido estabilizado pero en ningún caso supone una merma en la calidad, casi me fío más de un vino con “posos” que sin ellos. Por ello también es bueno contar con un decantador para que estos posos queden en éste y además, aceleremos el proceso de apertura del vino. Si no contamos con decantador, es conveniente descorchar el vino una hora antes. (Si prevemos que vamos a bebernos más de una botella, descorchar otra en el mismo momento o en su caso, si esa marca lo tiene en el mercado, comprar una botella “magnum”, la de 1,5 litro. (Hay un concurso específico de vinos embotellados en este envase).

s elevado o si está guardado en según que sitios, puede estar más frio. La temperatura es importante.

Maridaje con los vinos tintos de crianza

Hablando de armonías, y generalizando mucho, buscaremos platos con más sabor, atención también a la textura. Podemos hablar desde guisos (unas buenas judías con perdiz o unas alubias de Tolosa), caldereta de cordero, cordero al horno, rabo de toro, ternera a la jardinera, ternera, buey, carnes de caza… la verdad es que con solo pensar el maridaje se me hace la boca agua. Si no nos queremos complicar la vida, con un buen jamón (mejor si es ibérico) y un buen queso (por supuesto, manchego curado o viejo). Son vinos que mejorarán cualquier comida y cualquier sobremesa. Podemos atrevernos también a maridar este tipo de vinos con un postre a base de chocolate, unos bombones… inconmensurable.

Los clásicos vinos tinto crianza

Son muchos los vinos de los que hablaría. Hablar de los típicos: Vega Sicilia, L’Ermita, Pingus, Contador, pero estos son inalcanzables para la gran mayoría. El mérito está en aconsejar vinos de un precio moderado y con los que se puede disfrutar plenamente. Por si alguien me lo pregunta (que lo hacen habitualmente). Un vino de 500 euros no es 10 veces mejor que uno de 50 ni 20 veces mejor que uno de 25 (creo que lo he aclarado todo). Por decir un par de marcas de los “clásicos” de Rioja, cualquiera de Viña Tondonia y de La Rioja Alta… los grandes reservas son auténticas joyas que disfrutar trago a trago, sin prisas, sabiendo que estamos bebiendo historia, y la historia sabe muy, pero que muy bien en estos casos. Estas dos bodegas están separadas por una calle muy estrecha en la ciudad de Haro y podríamos decir que casi tienen vidas paralelas.

Vinos tintos crianza de La Rioja

Si hablamos de vinos “modernos” de distintas zonas es complicado ya que seguro que me dejaré muchos vinos de los que me gustan, pero hay uno que yo siempre digo que es mi vino de cabecera: Valserrano Finca Monteviejo (D.O. Ca Rioja) de Bodegas y Viñedos de la Marquesa. Seguramente en otra marca duplicaría o triplicaría el precio. (No debería haberlo nombrado para que la demanda no eleve su precio). Siguiendo con Rioja, cómo no hablar de Bodegas Luis Cañas y su Hiru 3 Racimos, o del Reserva selección de familia. Amaren, también del grupo de bodegas Luis Cañas es un deleite. Ángeles de Amaren, a un precio moderado para una ocasión especial. Ramón Bilbao, otra bodega mítica de Rioja (Haro) con su MIRTO, mejor tempranillo del año. De Bodegas Altanza me quedo con su colección de artistas Españoles y con su vino de autor. Calvario, de Finca Allende. De Bodegas Valdemar, su gran reserva Conde de Valdemar y sobre todo, sus vinos de “inspiración”. Aquí me da igual si es el Graciano, el Mazuelo, el Selección especial o el Inspiración 2007. Seguimos con Torre de Oña Reserva, o con Baigorri Garage. Bodegas Beronia con su Gran Reserva 2001 (entre otros). Tampoco puedo olvidarme de Marqués de Riscal, Marqués de Murrieta, Marqués de Vargas… muchos marqueses, donde lo más importante es el vino. Sí si, ya sé que alguno echaba en falta el Remírez de Ganuza Gran Reserva 2004 (100 puntos Parker). Hay otros de esta bodega a muy buen nivel. Podría llenar hojas con los vinos de Rioja, disculpar aquellos que no nombro.

Vinos tintos crianza de la Ribera del Duero

Tengo que pasar a Ribera del Duero para nombrar en primer lugar uno poco conocido pero que para mí es de los mejores de ésta tierra: Kirios de Adrada Todo de bodega Adrada Ecológica. Un vino barato, casi un regalo aun hablando de su precio de 25 euros (hay que valorar la relación calidad precio). Luego nos iremos a los más “famosos” como el Vega Sicilia (cualquiera), Valduero (Reserva, Gran reserva…) , Pago de los Capellanes (El Nogal 2005 por ejemplo), Félix Callejo Selección de Viñedos, Áster Finca el Otero 2009, PradoRey Élite 2006….

Vinos tintos crianza del resto de España

De ahí podríamos viajar a Priorato y nombrar Perinet (vino del gran Joan Manuel Serrat), por supuesto L’Ermita y resto de vinos en los que Álvaro Palacios pone su mano. En la D.O. Empordá también hay muchos, pero me quedaré con los últimos que he catado, varios de Castillo de Perelada, destacando por precio-calidad Finca La Garriga Samsó 2007. A mayor precio también es necesario que hable de Finca Garbet 2005. No puedo dejar de hablar de la bodega y familia más importante de España en el mundo del vino como Torres, y nombrar uno de ellos, Mas La Plana, el Cabernet Sauvignon más prestigiado de España (probablemente).

De ahí a Somontano. Blecua 2005 es inconmensurable, al igual que otros vinos de Viñas del Vero. En Navarra también hay grandes vinos como Ochoa Reserva 2005 o Pago de Larrainzar. Seguimos viajando para hacer una excepcional parada (lo digo por el vino) en la D.O. Bierzo nombrando Jarabe de Almázcara (vuelvo a hablar de mi debilidad por la variedad Mencía). Entre medias, también Cumal (variedad Prieto Picudo) de Dominio de Tares. De El Bierzo bajo a Toro. Parada obligatoria en para hablar de Bodegas Numanthia y su Thermanthia 2007. También Pintia (la bodega de Vega Sicilia en Toro). Si queremos un vino más económico podemos buscar el Piedra Etiqueta Roja 2005 de Bodegas Estancia Piedra.

Pasaré por Málaga para hablar de dos: Vetas Petit Verdot y Sedella, éste último de un gran enólogo, amigo y mejor persona: Lauren Rosillo. De Málaga a Madrid con un vino realmente bueno: Licinia. Interesante Mallorca con vinos como L’U Negre de Vinyes Mortitx y Maciá Batlé Reserva Especial 2007.

Paso por Tenerife para hablar de Cráter, un vino muy especial, auténtico y el fin de viaje, con una parada de excepción en mi tierra (Castilla La Mancha) para poner en valor lo mucho y bueno que hay a precios moderados. Una bodega como Más que vinos global (Ercavio) en Dosbarrios (Toledo) nos permite disfrutar de vinos como La Plazuela (recién salido el 2006) o El Señorito de Ercavio. De ahí, y siguiendo en Toledo, para hablar de Marqués de Griñón y un vino a buen precio y buena calidad como Caliza 2008. No puedo olvidarme del vino de mi amigo Ángel Ramírez Ludeña: Graciano de Guzque 2008, un vino único en la zona sur de España y un Graciano para enmarcar.

Terminamos en Toledo, y lo hacemos en la propia ciudad con los únicos viñedos urbanos de nuestro país, los del restaurador Adolfo en su Cigarral Viñedos de Santamaría con su Pago del Ama Merlot. Mucho y muy bueno. En Cuenca también hay vinos excepcionales como Clavis de Finca Antigua o alguno de Uribes Madero (Calzadilla), Quercus de Bodegas Fontana y más, muchos más en Cuenca. De Ciudad Real, Hipperia de Pago de Vallegarcía o el Colección Privada de Dehesa del Carrizal, de mis amigos de Bodegas Lahoz, una debilidad: Abad de Soto.

De Albacete, podemos ir de la zona de La Mancha con Pago de La Jaraba, en el otro extremo de la provincia tenemos a Bodegas Altolandon con un vino único en España, L ‘ame Malbec 2008.

En esta categoría me dejo en el tintero muchos vinos, muchas bodegas, muchos amigos, muchas denominaciones de origen que se han ganado mi respeto a base de grandes vinos. Pido perdón por no nombrar a todos los que me gustaría, no obstante, en www.ecatas.com, tenéis toda la relación de vinos que he catado y los que seguiré catando

Texto elaborado por Joaquín Parra, Director de Wine UP Consulting, autor del Manual de Cata ¿Es bueno este vino?

Una Respuesta

  1. Ramon Alvarado

    Coincido contigo en que la diferencia en precio de los vinos no implica necesariamente una relación directa en su sabor. Me ha tocado probar vinos a ciegas por los cuales pagaría gustosamente 30 euros, menuda sorpresa me he llevado cuando me revelan que el precio real en el mercado es de 100 euros

    Responder

Deja un comentario