Hospitalidad, simpatía, imaginación, cultura, buen gusto, atrevido… son varios adjetivos, no todos los que se pueden utilizar para hablar de Felipe Monje, “pater”  del proyecto que ha convertido a Bodegas Monje en una referencia no solo de la isla de Tenerife, si no de todas las Canarias.

SDC12633Es complicado comenzar a hablar de lo que es Bodegas Monje y su filosofía, la forma de entender el vino que Felipe ha plasmado en el proyecto. Muchas veces se nos olvida que lo mas importante es el vino. Para la bodega lo es, aunque alrededor de éste, encontramos un área para exposiciones y ocio, guarda botellas, un magnífico restaurante y una terraza desde la que las vistas son majestuosas al viñedo con el atlántico al fondo como testigo y por supuesto una zona de elaboración y crianza digna de las mejores bodegas.

En la bodega, hay parte necesaria e imprescindible de la propia historia de la bodega. Originalmente construida en 1956 (aunque actualmente, hablamos de la 5ª generación dedicada al vino) que se ha ido modernizando por un lado, para acometer con garantías los procesos de elaboración y crianza y por otro lado, para convertir la bodega en uno de los “puntos calientes” del enoturismo tinerfeño. Probablemente sea la bodega más visitada de la isla y de la que otros bodegueros te hablan como referencia.

La bodega cuenta con una parte “histórica”, una buena decoración donde se respira la parte antigua de la bodega, mas oscura, repleta de tinos y barricas de gran capacidad que según nos cuentan, se siguen utilizando. De ahí se pasa a la zona moderna de elaboración, aquí nada que no encontremos en otras bodegas: Acero inoxidable, equipos de frio… como la bodega, además de elaboración tiene vocación enoturística, en esta parte encontramos un proyector y pantalla donde se emite un video con los “sonidos del vino”.  Imagen y sonidos son suficientes para transmitir el proceso de elaboración y trabajos en la viña necesarios para conseguir un buen vino. De ahí, se pasa a la zona de crianza. En rampa se va descendiendo a distintas alturas. Por un lado tenemos la sala de barricas que al mismo tiempo es aprovechado para sala de exposición… en el momento de mi visita, había una buena colección de fotografías artísticas de Tenerife. Se sigue bajando y a otro nivel, nos encontramos con otra sala dividida, por un lado, la sala de “eventos” donde organizan conciertos, interpretaciones y sus reuniones de Wine & Sex con sus noches eróticas de vino. Desde luego atrevido y nada convencional que reconozco como propuesta pionera y divertida para acercar a las parejas al vino y que ya ha tenido réplica en la península. Si lo han copiado, es porque la idea es muy buena.

Junto a la sala de “eventos” se encuentra un guardavinos, donde todo el que quiera puede alquilar su “nicho” para tener el vino no solo a buen recaudo, si no en las mejores condiciones de conservación.

Si cuando has terminado la visita, te ha entrado apetito, nada mejor que subir al restaurante de la bodega y disfrutar los excelentes platos que elaboran… aún se me activan los sentidos cuando recuerdo en el cochino negro asado al horno de leña. Desde el restaurante, las vistas de las que hablaba al principio del artículo son las protagonistas.  Los viñedos son los que pueblan la ladera hasta donde se pierde la vista, y donde esto ocurre, el azul del atlántico se funde con el del cielo en una estampa para recordar. Las variedades son todas canarias al igual que parte del sistema de plantación en “parrales” que son levantados con horquetas (estacas de madera) desde la primavera  hasta el final de la vendimia, algo que casi con toda seguridad solo se encontrará en esta tierra.

BODEGAS MONJE

A 600 mts. sobre el nivel del mar, con una buena insolación y la brisa marina,  la tintilla, Listan blanca y listan negra, vijariego negra, marmajuelo… variedades que en la península, ni se conocen, muestran todo su potencial y dan el fruto que llegará después de los procesos lógicos de bodega  y el exigente control de la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo a la botella para disfrutarlos tanto en Tenerife, como en buenas tiendas  de la península y por supuesto en otros lugares lejanos como Estados Unidos  o Alemania donde la bodega lo envía directamente y muchos mas países donde llegan desde Tenerife en las maletas de los turistas que visitan la bodega.

Sobre El Autor

Joaquín Parra López es técnico especialista en Gestión y Administración de empresas y Técnico superior en comercio y marketing. Master en comercio internacional por la EOI y Formador Ocupacional especializado en el área administrativo, comercial y marketing. Ha trabajado desde 1998 como responsable de administración, director comercial y Gerente en distintas bodegas hasta el año 2006 cuando inicia su actividad profesional independiente como “WINE UP CONSULTING”, convirtiéndose en una de las pocas empresas de España y la primera de Castilla La Mancha dedicada al asesoramiento comercial y marketing vinícola. Autor del Manual de Cata ¿Es bueno este vino? Editado y distribuido por Mundi-Prensa con prólogo del maestro Sommelier Charlie Arturaola, viajero del vino y uno de los educadores de vino mas valorados en USA. Autor de la Guía de vinos digital Wine Up. Creador y administrador del primer panel de cata de vinos online: www.ecatas.com, y administrador de otros portales dedicados al vino como: www.wineup.es, www.vinoticias.es y www.bodegassingulares.com. Educador de vinos y promotor de la cultura del vino a través del Wine Up Tour con Bodegas Singulares & Vinos de Autor viajando por España promocionando las bodegas en lo que se ha denominado: Enoturismo Inverso.

Deja un comentario